Saltar al contenido

Hábitos de vida saludable que aseguran tu buena salud

Comprar en el mercado, hábitos de vida saludable
¡¡¡Comparte esta página!!!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Que somos propensos a actuar según nuestras costumbres, es algo natural. Pero que tenemos la inteligencia y el instinto necesarios para sacar el mejor partido a esta naturaleza innata y optar por unos hábitos de vida saludable, también.

Tus creencias se convierten en tus pensamientos,

Tus pensamientos se convierten en tus palabras,

Tus palabras se convierten en tus actos,

Tus actos se convierten en tus hábitos,

Tus hábitos se convierten en tus valores,

Tus valores se convierten en tu destino

Mahatma Gandhi

 

Primer paso para lograr unos hábitos de vida saludable

Sanea tu despensa y frigorífico

A estas alturas ya debemos ser conscientes de la adicción a que nos someten ciertos tipos de carbohidratos. Cuando tenemos un “antojo “de comer algo, no es de comernos un chuletón de ternera o un bacalao a la vizcaína, sino de un bocadillo, un trozo de chocolate, un helado o cualquier pieza de bollería.

Una buena idea, es eliminar ese tipo de alimentos de nuestro alcance. Si somos conscientes que ese chocolate con leche está en la alacena, o ese helado fresco en el congelador, será cuestión de minutos que nuestro subconsciente nos diga que por una vez no pasa nada.

Y es verdad, ni por una ni por muchas veces pasa nada, siempre y cuando este capricho nos lo demos como premio en un momento dado. Pero eso lo dejaremos para cuando los hábitos de vida saludable se hayan instalado en nuestra vida.

Segundo paso, compra leyendo etiquetas

Al principio nos costará acostumbrarnos a cambiar de marcas en unas ocasiones y en otras, simplemente a eliminar esos alimentos de nuestra cesta de la compra.

Siempre nos han enseñado y además hemos tenido la opción de elegir los alimentos en función de nuestras papilas gustativas o por nuestro cerebro. Eso explica que elijamos una marca respecto a otra, en que lo único diferenciable es la elaboración y el sabor puesto que, si leemos la composición, es prácticamente idéntica.

Ahora nos toca un ejercicio que os aseguro, es fundamental para unos hábitos de vida saludable y que, además, una vez os acostumbréis no sabréis hacer la compra de otra manera: leer las etiquetas de información nutricional y contenido.

Y si necesitas ayuda para encontrar el camino e incorporar esos hábitos de vida saludable, no dudes en ponerte en contacto conmigo, bien a través de la comunidad de NBS, bien a través del correo de la web.

Aquí os dejo la comparativa en cantidad de aminoácidos de la margarina con la mantequilla natural. Como veis, no hacen falta más comentarios.

Si os apetece tomaros una tostada con mantequilla, pues adelante. Has untado la tostada con un montón de ácidos grasos necesarios y buenos para tu salud.

 

En cambio, una margarina -por ejemplo, la «Flora Pro-Activ que reduce el colesterol”, trae como composición:

  • Agua
  • Esteres de esteroles vegetales
  • Aceite de girasol
  • Aceite de oliva, suero de leche
  • Grasa de palma
  • Aceite de linaza
  • Almidón modificado de maíz
  • Sal
  • Emulgentes (mono y diglicéridos de ácidos grasos, lecitina de girasol)
  • Sorbato potásico
  • Acidulante (ácido cítrico)
  • Colorante (carotenos)
  • Aromas naturales
  • Vitaminas A, D, E

Mientras que la mantequilla, por ejemplo, la tradicional de la lechera Central Asturiana lleva en su composición:

  • Mantequilla

Pasa de largo por delante del mostrador de alimentos procesados

Un muy recomendable ejercicio para un cambio profundo en los hábitos de vida saludable, es pasar de largo por esos expositores de alimentos procesados en forma de salchichas más o menos gigantes o lonchas de jamón de colores pálidos.

Han encerrado con toda clase de químicos potenciadores de un alto riesgo cancerígeno -disfrazados como potenciadores de sabor, de color, de olor en los envases -, con alimentos que un día fueron naturales.

Pasa de largo por todos aquellos alimentos que han sido manipulados por la mano de las industrias alimentarias. Y si un día te apetece comerte una loncha de tocino pasada por la sartén, vete al mercado y elige en la carnicería de confianza un tocino que sea eso: tocino.

O las salchichas. Seguro que, en tu carnicería de confianza o en el mercado, tu carnicero prepara con los recortes de carne natural triturada unas buenas salchichas, o hamburguesas, o…

El paso maestro para unos hábitos de vida saludable

  1. Antes de salir de compras, haz una lista de alimentos naturales que serán tu base de alimentación y la de tu familia.
  2. Vete directamente a la zona de alimentos naturales: carnicería, pescadería, lácteos naturales y frutas, verduras y legumbres. También puedes optar por elegir las legumbres en tarro de cristal. Totalmente recomendables después de un buen lavado con agua fría. Te ahorrarán mucho trabajo y vienen con todas las propiedades. Y no te olvides del pescado en lata, sobremanera de las sardinas o sardinillas en aceite de oliva -virgen si es posible. Es una manera de comer pescado lleno de ácidos grasos buenos y calcio en sus espinas.
  3. No vayas a comprar si tienes hambre. Recuerda lo que comentamos con anterioridad, que los antojos provienen en su mayor parte de la adicción a los hidratos de carbono y azúcares refinados. Esto es algo que debemos de eliminar, bien de manera progresiva, bien de golpe. En tres semanas, te habrás curado de estas adicciones y tu cerebro no mandará en ti. Y si te gusta picar algo en algunos momentos, ten siempre en casa algunos frutos secos altamente recomendables: nueces de macadamia, avellanas, pistachos… Reconfortan el corazón.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido protegido
Cargando…